RD se ahorrará US$600 MM por baja del petróleo

RD se ahorrará US$600 MM por baja del petróleo



La depreciación anual del peso dominicano durante el periodo 2005-2013 fue de sólo 3.9%, lo que ha permitido ofrecer seguridad y certidumbre a los inversionistas nacionales e internacionales, según el Banco Central (BC). A eso se agrega, que gracias a ese comportamiento de la moneda se ha logrado ganar competitividad frente a otros países de la región sin poner en riesgo la estabilidad cambiaria o de precios, aseguró el gobernador del BC, Héctor Valdez Albizu, al pronunciar la conferencia “República Dominicana en el contexto latinoamericano e internacional y sus perspectivas”.

Esa conferencia estuvo dentro del amplio programa del Segundo Congreso de Banca y Economía en América Latina, organizado en el país por la Asociación de Bancos Comerciales (ABA) y la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban). El cónclave inició ayer en el auditorio del BC y concluye hoy, con la participación de funcionarios y economistas del Banco Mundial, el Consejo Monetario Centroamericano, la Felaban e instituciones financieras privadas.

El gobernador Valdez Albizu aseguró que República Dominicana tendría un ahorro superior a los US$600 millones, por la baja proyectada a la canasta de precio de petróleo, calculada por el Fondo Monetario Internacional (FMI). “En la más reciente actualización de las proyecciones de la canasta de petróleo que calcula el FMI, que pasan de US$99.36 a US$84.56 por barril, se verifica una reducción en las estimaciones de déficit de cuenta corriente, que quedaría entre 2.9% y 3.1% del producto interno bruto”, dijo Valdez Albizu al auditorio.

Llegarían US$22,400 millones

En otra parte de su exposición reiteró que las exportaciones totales estarían por encima de los US$10,000 millones, los ingresos por turismo superarían los US$5,600 millones, las remesas sobrepasarían los US$4,600 millones y la inversión extranjera directa estaría por los US$2,200 millones, lo que significa que en 2014 el país recibiría, sólo por los renglones antes citados, ingresos en divisas superiores a los US$22,400 millones.

Afirmó que en los 10 años, el tamaño de la economía dominicana se ha triplicado, pasando su PIB nominal de US$20,432 millones en 2003 a US$61,223 millones en 2013, siendo la novena economía de América Latina, luego de Brasil, México, Argentina, Colombia, Venezuela, Chile, Perú y Ecuador, y la de mayor tamaño entre las economías de Centroamérica.

Abordado por los periodistas con relación a las quejas de la “gente común” y de organismos externos, de que “el crecimiento de la economía no se siente en los de abajo”, Valdez Albizu reconoció (otra vez) que hay que tratar de que ese incremento se derrame. “Hay que insistir en la calidad del gasto, mejorar eso y lo que va a los sectores de menores ingresos del país”, le dijo el funcionario al periodista Alexander Peña, quién le formuló una pregunta. De su lado, Rafael Muñoz, encargado de la Dirección de Análisis Económico de la Asociación Bancaria de Venezuela y presidente del Comité Latinoamericano de Economistas de Felaban, dijo que se espera que las economías emergentes se recuperen luego que en el primer semestre del año se observara una caída en su dinamismo. Sin embargo, advirtió que esa recuperación no llegaría a alcanzar las elevadas tasas de crecimiento observadas por esos países en la última década.
AL requiere promover la progresividad fiscal
Rafael Muñoz sostuvo que el crecimiento económico de América Latina ha continuado en desaceleración, tendencia que se observa desde 2010 y no se espera que haya una reversión -al menos significativa- del comportamiento. “La región debe prepararse para crear desde adentro las condiciones para un crecimiento más robusto e independiente del crecimiento y el entorno global”, apuntó. 

Mientras, Giorgio Trettenero Castro, secretario general de Felaban, advirtió que “los países de Latinoamérica coquetean con una recesión” y dijo que lo correcto es estar preparado, actuar con cuidado y eliminar los impactos que se esperan. Planteó que la región del caribe requiere una política fiscal que promueva la progresividad fiscal. Según sus conclusiones “América Latina todavía luce rezagada en términos de calidad y cantidad de conocimientos alcanzados por sus estudiantes más jóvenes”.

Valdez Albizu resaltó el buen desempeño del sistema financiero dominicano, indicando que los préstamos al sector privado en moneda nacional han crecido en torno a 15% interanual a octubre 2014.

Share this:

Disqus Comments