El mundo que dejaremos a la niñez

El mundo que dejaremos a la niñez



El mundo que dejaremos a la niñez

¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación. Alejandro Dumas
 


Por Isidro Rafael Santos Rodríguez

Esta propuesta asume el criterio que debemos influir en los niños para que se apropien de la responsabilidad de defender su patria, ya que los adultos no hemos
sabido defenderla como ella lo demanda.

Los ciudadanos/as que habitamos la República Dominicana debemos solicitar al Estado que cree instituciones a las cuales los niños puedan acceder para supervisar el funcionamiento de las instituciones que gobiernan nuestra Nación. Entendemos que la niñez se va a desarrollar dentro de los requerimientos de la buena conducta y exigiéndole a quienes les represente el buen funcionamiento de la misma.

Consideramos que cuando los niños y las niñas sean los policías o los fiscales que exijan el respeto y el buen criterio a sus funcionarios, gobernantes y la sociedad en general no hay padre, madre o adulto que no se avergüence y entendemos que cuando a ese niño le corresponda ser funcionario no habrá otro apego que no sea el buen funcionamiento de su cargo acompañado de buenos valores como el respeto, la responsabilidad, entre otros.

Con esto pretendemos crear o formar los hombres que gobiernen la Nación en los años venideros. En esta época que hemos vivido defraudados por nuestros representantes políticos y gobernantes, de tal modo que se ha pensado que no hay esperanza ni en quien creer siempre hemos entendido que no se nace malo sino que el ambiente no ha sido responsable en ayudarle a que esté bien formado, y en esos mismos términos se expresó el notable pensador social Juan Jacobo Rousseaus cuando dijo "El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe".

Con esta propuesta entendemos que todo que el  se haya desarrollado o vivido y crea que haya crecido dentro de la inmoralidad la historia lo juzgue como un usurpador de la esperanza de los que aun no han nacido y que aquellos que hayan vivido dentro del marco de la moralidad y la humildad sean los grandes héroes que se reconozca su grandeza. Esperamos con esto que muchas personas que han pasado por este mundo y no se le reconocen meritos porque nunca adquirieron fortuna pero que fueron ricos de moralidades a esos serán reconocidos por sus grandes meritos.


Los seres humanos desean vivir en un entorno donde los derechos de la niñez no se vean afectados o menoscabados, en el atendido de que la niñez es el futuro de la Patria. La protección que merecen por ley los niños/as y adolescentes es parte del respeto que como nación nos merecemos los hombres y mujeres que habitamos la República Dominicana.

A ningún ser humano le asiste el derecho de menoscabar el ambiente, el clima político, el ejercicio de derechos fundamentales de los cuales debe disfrutar la niñez.

La humanidad desea vivir en una sociedad donde la niñez tenga la plena facultad de fiscalizar a los gobernantes, a fin de conocer el manejo económico y la administración de todos los bienes colectivos.

Cada miembro del estamento de poder debe estar en la obligación de rendir cuenta a todos los gobernados, entre ellos, a los niños, ya que ellos son sujetos de derechos como lo consagra de la Constitución de la República, y ese rendimiento de cuenta se hará en un lenguaje que ese segmento de la población pueda entenderlo, por la sinceridad del informe y su apego a la verdad.

El artículo 56 de la Constitución Dominicana es contundente cuando plantea la ¨Protección de las personas menores de edad. La familia, la sociedad y el Estado, harán primar el interés superior del niño, niña y adolescente; tendrán la obligación de asistirles y protegerles para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales, conforme a esta Constitución y las leyes. En consecuencia: 1) Se declara del más alto interés nacional la erradicación del trabajo infantil y todo tipo de maltrato o violencia contra las personas menores de edad. Los niños, niñas y adolescentes serán protegidos por el Estado contra toda forma de abandono, secuestro, estado de vulnerabilidad, abuso o violencia física, sicológica, moral o sexual, explotación comercial, laboral, económica y trabajos riesgosos; 2) Se promoverá la participación activa y progresiva de los niños, niñas y adolescentes en la vida familiar, comunitaria y social; 3) Los adolescentes son sujetos activos del proceso de desarrollo. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, creará oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta.¨
Los miembros de los equipos de gobierno deberán propiciar encuentros en los cuales puedan escuchar las sugerencias que puedan aportar los niños y las niñas dominicanos, aun tratándose de programas de gobiernos, marcha de la administración publica, planes futuros del gobierno, acciones emprendidas por los mismos.  

Con estas acciones de carácter ético, se procura infundir la práctica de valores que tan ausente está en los responsables de la administración pública, muchos de los cuales solo procuran su progreso personal, llenando esto de confusión a la niñez, la cual piensa que la corrupción administrativa, el mal comportamiento de quienes militan en la sociedad, sea como padre, comunicador, administrador de justicia, militar, religiosos, es la nota común, y que la sociedad no sirve, y que ha muerto toda esperanza de reales cambios tendentes a la igualdad, la moralidad en el manejo de los fondos público, la equidad, la correcta repartición de los bienes. 

Porque no constituye un sueño la idea de que la niñez bien se puede convertir en observadores permanentes del desenvolvimiento político, social y económico, haciéndose consiente de la seguridad ciudadana, de la buena marcha de la sociedad, haciendo oír su voz en todo aquello que afecte el interés publico. Porque bien sabido que la niñez esta informada de todo el acontecer local, nacional e internacional, de las buenas y malas noticias, y a su nivel de desarrollo se forjan sus propios criterios, por lo que es importante escucharles a fin de que como en su mente difícilmente se alberga maldad alguna, nos abran la intimidad de sus pensamientos y poder conocer sus criterios sobre el diario acontecer.


De ahí es que conviene estimular las creaciones de páginas web a las cuales las niñas, niños y adolescentes puedan acceder y así poder tener contacto directo con sus gobernantes.

A ningún gobernante le asiste el derecho de corromper el buen funcionamiento de la sociedad de hoy que es la que heredaran los niños y niñas, es evidente que la niñez no es solo una bonita referencia, ni un buen motivo para la creación de códigos y leyes, sobre los hombros de la niñez es que descansa el desarrollo y futuro de la Patria, y el Estado es el deudor de sus derechos.

Queremos agradecerles a los medios de comunicación, clubes, iglesias, juntas de vecinos, todo lo que se llame instituciones de gente decentes hagan eco de esta sugerencia y algunos partidos políticos que se quieran dignificar.




Share this:

Disqus Comments