Buscan también corona con las Estrellas y los Gigantes

Buscan también corona con las Estrellas y los Gigantes

Las Estrellas Orientales y los Gigantes del Cibao, cuyos pilotos han probado ambos el néctar de la victoria barriendo a sus oponentes en el pasado reciente, se medirán a partir de este sábado en una serie final inédita en la historia del beisbol profesional dominicano. Dean Treanor, quien condujo a los Toros del Este al éxito en 2011 disponiendo de las Estrellas en cinco partidos consecutivos, aspira cambiar el destino del equipo con sede en San Pedro de Macorís que sufre una sequía de títulos que data desde 1968.
Audo Vicente, vencedor de las Aguilas Cibaeñas en cinco al hilo al mando de los Leones del Escogido en 2013, busca brindar a la franquicia basada en San Francisco de Macorís una corona en su cuarta visita a la serie decisiva de la pelota criolla.
Los dos clubes terminaron la serie semifinal con records idénticos de 10-6 y 3-3 en la serie particular. El promedio general de carreras favoreció al equipo petromacorisano.
El playoff final tiene un límite de nueve partidos resultando campeón el primero que obtenga cinco triunfos. Se jugarán cinco encuentros al hilo con un día de descanso seguido de cuatro partidos en caso de ser necesarios.
Las Estrellas, equipo ganador de la serie regular, se adjudicó la ventaja de la casa al triunfar en sus últimos seis partidos incluyendo tres seguidos como anfitrión en el Estadio Tetelo Vargas contando con la energía e inspiración del estelar Robinson Canó, quien coronó su integración al conjunto verde con una actuación perfecta la noche del jueves al irse de 4-4.
Canó disparó 6 hits en 11 turnos, con dos dobles y un triple, para un promedio de .545 y un slugging de .909 con dos carreras anotadas y 4 impulsadas.
La ofensiva del equipo verde descansa en el bateo de contacto, la velocidad y la ejecución donde sobresalen el torpedero César Puello (.278 y un OBP de .403), Wilkin Castillo (.370), Jordany Valdespín (.306), Michael Martínez (.303) y Audy Ciriaco (.293). Junior Lake (4 dobles y 1 jonrón), representa el bateo de poder.
Evan MacLane (2-0, 0-41), Esmil Rogers (1-2, 2.95), Marlon Arias (1-0, 1.29) son los tres principales abridores. Marcos Mateo, Wirfin Obispo y Edgar García son las columnas de un potente bullpen.
Los Gigantes llegan a la serie final en un momento de declive tras perder sus últimos cuatro encuentros luego de estar cómodos en la cima con una marca de 10-2 dejando escapar la oportunidad de abrir en el Estadio Julián Javier.
Moisés Sierra, Maikel Franco, y Eliezer Alfonso pegaron dos jonrones cada uno del total de nueve de los Gigantes en la ronda semifinal. Carlos Peguero, Wilson Betemit y Brad Glenn se repartieron los otros tres.
Jean Segura (21 hits y .344), Franco (18 y .340) y Alexi Casilla (18 y .316) forman el corazón de una alineación que constituye un dolor de cabeza para los lanzadores rivales.
Rafael Pérez (2-0, 0.45) y Carlos Pimentel (1-1, Parker Frazier (1-1, 3.12) y Nick Additon (1-1, 5.14) fueron los abridores del conjunto. Jairo Asencio, Ramón Ramírez son los encargados de cerrar, mientras que Juan Pérez, Michael Mariot y Wander Madrigal completan el bullpen.
UN APUNTE
Así jugaron los equipos
Los Gigantes del Cibao llegan a la final después de batear colectivamente .254 (de 543-138) en la semifinal y efectividad de 3.21. Por su lado, las Estrellas tuvieron average .263, al conectar 139 hits en 529, y su pitcheo tuvo una era de 2.46.

Share this:

Disqus Comments