cuba no permitira ingerencia

cuba no permitira ingerencia

HAVANA TIMES (dpa) — El presidente de Cuba, Raúl Castro, advirtió hoy a Estados Unidos que no aceptará “injerencias” en asuntos internos de la isla, aludiendo a la reciente visita de funcionarios norteamericanos en La Habana en el marco de los diálogos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas.
“Las contrapartes estadounidenses no deberían proponerse relacionarse con la sociedad cubana como si en Cuba no hubiera un gobierno soberano”, dijo Castro en la cumbre de la CELAC en San Antonio de Belén, provincia costarricense de Heredia, pocos días después de que Washington y La Habana celebrasen una primera ronda de negociaciones en la capital cubana.
La alta delegación norteamericana que estuvo en Cuba la semana pasada se reunió ahí también con disidentes.
“No nos dejaremos provocar, pero tampoco aceptaremos ninguna pretensión de aconsejar ni presionar en materia de nuestros asuntos internos”, aseguró hoy Castro en su discurso ante los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
El presidente cubano, de 83 años, dedicó varios minutos de su intervención en Costa Rica a hablar sobre el deshielo diplomático con Estados Unidos anunciado en diciembre. Raúl Castro se mostró muy crítico con las actividades de los funcionarios estadounidenses en la isla y fustigó también a Washington asegurando que el país vecino sigue interviniendo en asuntos internos cubanos.
La semana pasada, la jefa negociadora estadounidense, Roberta Jacobson, aseguró en La Habana que su gobierno seguía estando muy preocupado por la situación de los derechos humanos en Cuba y que quería seguir apoyando a la sociedad civil, como se suele denominar a la proscrita oposición política cubana.
“Los voceros del gobierno norteamericano han sido claros en precisar que cambian ahora los métodos, pero no los objetivos de la política (de Estados Unidos hacia Cuba), e insisten en actos de injerencia en nuestros asuntos internos, que no vamos a aceptar”, respondió hoy un enfático Raúl Castro.
El mandatario cubano también criticó con particular dureza parte de las flexibilizaciones puestas en marcha por su homólogo estadounidense, Barack Obama, en su nueva política hacia la isla, a los que consideró intentos de impulsar cambios políticos en Cuba.
Castro se refirió en particular a las facilidades para que compañías norteamericanas de telecomunicaciones operen en Cuba.
Obama debía haber “permitido en otros sectores de la economía todo lo que ha autorizado en el ámbito de las telecomunicaciones, con evidentes objetivos de influencia política en Cuba”, señaló el líder cubano.
La Casa Blanca ha reiterado en varias ocasiones en los últimos días que medidas como una mayor libertad de viaje para estadounidenses y permisos para que empresas norteamericanas operen en Cuba siguen buscando impulsar cambios en la isla, regida por un sistema comunista de partido único desde hace más de medio siglo.
Ambos países deben celebrar en las próximas semanas una nueva ronda de diálogos para fijar la hoja de ruta que debe llevar a a la reapertura de embajadas en ambas capitales. El encuentro debe tener lugar en Washington.
“Se requerirán más reuniones para tratar estos temas”, advirtió hoy Raúl Castro, que pidió también el levantamiento del embargo económico que Estados Unidos impone a la isla desde los años 60.
Las dos delegaciones hablaron la semana pasada de un proceso “largo” y “complejo” para que ambos países puedan restablecer las relaciones bilaterales rotas en 1961.
Cuba advierte a EEUU que no aceptará “injerencias”

Share this:

Disqus Comments