Consagran a nuevo obispo de La Vega

Consagran a nuevo obispo de La Vega

Consagran a nuevo obispo de La Vega
HÉCTOR RAFAEL RODRÍGUEZ SUSTITUYE A MONSEÑOR ANTONIO CAMILO, DESPUÉS DE 23 AÑOS
  • Impactado. El nuevo obispo de La Vega, Héctor Rafael Rodríguez, al enterarse pidió la ayuda de Dios para asimilar su designación.
Compartir este artículo
Ramón Urbáez
Santo Domingo
La diócesis de La Vega, que ha ordenado más de 40 sacerdotes en los últimos 30 años, recibirá este sábado 9 de mayo a su cuarto obispo, desde que el territorio canónico fuera restaurado como diócesis por el Papa Pío XII, el 25 de septiembre de 1953.
El nuevo obispo, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, sustituye al obispo Antonio Camilo González, quien ha pastoreado la diócesis los últimos 23 años, y será consagrado con la imposición de manos del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.
Monseñor Rodríguez es un meritorio sacerdote, miembro de la congregación de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC), que se ha destacado por su fina inteligencia, su consagración al estudio y su celo misionero.
De él ha dicho el también obispo auxiliar de Santiago, monseñor Valentín Reynoso, miembro de la misma congregación, que es “hombre de fe, espiritual y orante, organizado, responsable, sencillo, de buen trato y abierto a todos…”.
El padre Rafael, como lo conocen todos (feligreses, familiares, amigos, novicios y compañeros sacerdotes) fue el primer gran sorprendido cuando le comunicaron la noticia de que el papa Francisco lo había designado obispo de La Vega.
“No sabía qué pensar, la noticia me impactó por varias horas, tuve que serenarme y pedir la ayuda de Dios para asimilarlo”, confiesa el nuevo obispo, que se encontraba en Roma, muy cerca del Papa. Pero lo llamó el nuncio apostólico, Jude Thaddeus Okolo, desde Santo Domingo, y precisamente para darle una noticia del Papa.
Vivía en Roma, desde agosto de 2011, cuando fue elegido como Primer Consejero General de la Congregación de los Misioneros del Sagrado Corazón, un cargo que por primera vez ocupa un dominicano.
Estudios y servicios
Nacido en el municipio de Sánchez, el 13 de enero de 1961, Rafael Rodríguez, ingresó Centro Vocacional de los Misioneros del Sagrado Corazón, en septiem- bre de 1976, a la edad de 15 años, haciendo sus votos perpetuos el 8 de septiembre de 1984, y el 10 de junio de 1989 se ordena sacerdote, tras concluir 10 años de estudios de filosofía, teología y Pastoral.
Casi de inmediato fue enviado a la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde se doctoró en Teología Espiritual. Tras su regreso, labora en las parroquias de Castillo, San José de las Matas y La Altagracia de Santiago.
La Congregación lo designó como director del equipo de formadores de los novicios, ocupando todas las etapas en la formación de los sacerdotes misioneros durante quince años. Fue consejero provincial en dos ocasiones y superior provincial por tres períodos, desde el 2006 hasta el 2011.
En 2010 fue directivo de la Conferencia Dominicana de Religiosos y Religiosas (CONDOR) y en 2011 primer consejero de los MSC, con asiento en Roma, hasta que fue nombrado el pasado 23 de febrero de este 2015, obispo de La Vega por el papa Francisco.
LA DIÓCESIS Y SUS OBISPOS 
Aunque La Vega fue erigida diócesis por primera vez el 8 de agosto de 1511, mediante la bula “Romanus Pontíficex”, del Papa Julio III, al mismo tiempo que las diócesis de Santo Domingo y Puerto Rico, fue suprimida en 1606 y su territorio anexado a Santo Domingo.
Restablecida en septiembre de 1954, mediante la Bula “Si Magna et Excelsa”, del Papa Pío XII, fue su primer obispo en esta segunda etapa, monseñor Francisco Panal Ramírez, de la orden de los Capuchinos.
Panal fue sustituido por Juan Antonio Flores, quien fue elevado a obispo por el Papa Paulo VI, el 22 de septiembre de 1966. Flores fue trasladado a la diócesis de Santiago de los Caballeros, por el Papa Juan Pablo II, el 13 de julio de 1992, y el siguiente octubre fue designado Antonio Camilo al frente de La Vega, dejada vacante por Flores.
El nombramiento de Camilo fue anunciado por el papa Juan Pablo II, el 10 de octubre de 1992, durante una misa celebrada por el Sumo Pontífice en su viaje oficial al país por motivos del cumplimiento de los 500 años del descubrimiento de América.
De esta manera, monseñor Camilo, se convirtió en el primer y único obispo latinoamericano a quien el Papa en persona anunció públicamente su designación al frente de una diócesis.

Share this:

Disqus Comments