Ada Colau
Una seguidora sostiene un panfleto de campaña con la imagen de la líder de la coalición de izquierdas Barcelona en Comú, Ada Colau, durante un mitin electoral en barcelona, España, el 22 de mayo de 2015. España podría encaminarse a un cambio en su escena política en los comicios locales y regionales del domingo 24 de mayo de 2015, cuando los votantes hartos de la crisis económica y los escándalos de corrupción podrían castigar a los grandes partidos tradicionales, el gobernante partido conservador PP y el socialista de oposición PSOE. (AP Foto/Emilio Morenatti)
Barcelona (España), 24 de Abril (EFE).- El movimiento ciudadano de izquierda “Barcelona en Común” ganó hoy las elecciones al ayuntamiento de la segunda mayor ciudad de España, mientras que las formaciones soberanistas de Cataluña gobernarán en la mayor parte de los municipios de la región.
En las elecciones municipales celebradas hoy en toda España, destaca la victoria de Ada Colau, de “Barcelona en Común”, quien arrebata el ayuntamiento barcelonés a la poderosa Convergencia i Unió (CiU), el partido que gobierna Cataluña y el que más ayuntamientos tiene en la región, seguido del independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).
Con el 99 % de los votos escrutados, Colau tenía el 25,19 %, seguida del candidato de CiU y actual alcalde, Xavier Trias, con un 22,72 %. El movimiento de Colau no solo se presentó en Barcelona sino que avaló 24 candidaturas en otras ciudades y localidades de España -como Zaragoza, donde ha quedado segundo- que usaron el logotipo y la marca “En Común” con el objetivo de “poner las instituciones al servicio de la gente”.
Las candidaturas que se presentaron con la marca de Colau debían tener, según sus principios, “marcado perfil ciudadano y no estar monopolizadas ni dirigidas por partidos políticos”, entre otros requisitos.
Colau lanzó “Barcelona en Común” muy recientemente, en 2014, tras ser portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), un movimiento de protesta y ayuda a los que sufrieron desahucios de viviendas debido a la crisis económica.
En estas elecciones municipales, CiU (centro derecha) obtenía un 21,50% de los votos en el conjunto de la región, y ERC (izquierda republicana) el 16,39 %.
Pese a tener ideologías opuestas, ambos partidos están aliados a nivel regional para exigir un referéndum sobre la independencia de Cataluña, algo a lo que se opone el Partido Popular (PP), en el Gobierno central, y que ha sido rechazado por el Tribunal Constitucional.
El presidente del gobierno regional de Cataluña, Artur Mas, de CiU, anunció a principios de año que convocaría elecciones en Cataluña para el 27 de septiembre, con la pretensión de que sean comicios plebiscitarios sobre la independencia de la región.