Pastor pidió a jóvenes no separarse en la playa

Pastor pidió a jóvenes no separarse en la playa

Los esposos Damaris Agu¨ero y Bienvenido Javier cuentan acerca
del pastor que se ahogó el pasado viernes.
SANTO DOMINGO. “Mi pastor se murió mami, yo no puedo hablar, yo no puedo hablar de eso”.  

Así ha expresado a su madre, de forma compungida, uno de los adolescentes que acompañaban al pastor Joshua Stephen Wesson, quien se ahogó tratando de rescatar a varios jóvenes, cuando ésta le pide que cuente a otros lo que le ha dicho sobre el hecho ocurrido el pasado viernes en una playa de Villa Vásquez, Monte Cristi. Darwin también les contó a sus padres, Damaris Agüero y Bienvenido Javier, que el pastor estadounidense, de la iglesia Bautista El Faro, les había pedido que no se separaran y que permanecieran juntos al menos de dos en dos.  
Agüero enfatizó que su hijo no quiere seguir hablando del hecho en el que resultó ahogado el pastor de la iglesia evangélica Bautista El Faro, ubicada en la urbanización Máximo Gómez. Según contaron Agüero y Javier, el pastor sacó completamente de la playa Punta del Muerto a tres de los seis jóvenes que se estaban ahogando, y a los otros tres los empujó hacia la orilla, siendo socorrido por personas que andaban en tablas.  
Agregaron que luego siguió tratando de rescatar al último joven, quien finalmente murió. Se refiere a Julio Miguel Peña Novo, de 18 años, oriundo de Villa Sinda, Monte Cristi, que no pertenecía a la misma iglesia, sino a otra de la misma congregación, pero se sumó allá a la jornada bíblica.
“Mi hijo me dice, mami, de tantas playas que papi nos ha llevado puedo decirle que es una de las más bellas que mis ojos hayan visto, y todo el tiempo nos daba ahí (por la cintura), pero llegó un momento que sin darnos cuenta nos sacó varias veces”, dice Agüero.  
Su hijo también les externó que no estaban muy adentro de la playa, pero que todo fue muy rápido.  
“Todo fue muy rápido mami, mi pastor perdió la vida, también ese joven, no me pregunte de detalles que no sé”, expresó Damaris.  
Javier manifestó que el pastor les dijo a los muchachos “no quiero que estén solos, mínimo de dos en dos”.   
“Benjamín también se iba a ahogar y mi hijo es que lo saca a éste, incluso, cuando el otro pastor nos trae, en la despedida, cuando llevamos a Benjamín a su casa, le decía a mi hijo, tú me salvaste la vida, y mi hijo que sabe nadar es que ayuda a Benjamín”, narra Agüero.
El joven no vio cuando el pastor se estaba ahogando en la playa, sino cuando ya lo habían sacado y lo estaban reanimando, sin éxito.   
Según contó Javier, su hijo y Benjamín no estaban tan cerca del pastor y por eso no escucharon nada, y que incluso, los hijos del pastor solo lo vieron cuando estaba fuera.  
Afirman que los muchachos que participan en la actividad son tranquilos.  
Agüero y Javier señalaron que la información que han recibido es que el viernes, después de clausurar la escuela bíblica, los participantes se fueron a darse un “chapuzón” a la playa Punta del Muerto.
Los jóvenes estaban alojados en una casa que le facilitaron, donde permanecieron una semana.  

Share this:

Disqus Comments