Cara a cara con la justicia de PR

Cara a cara con la justicia de PR



VR09242015_LEY Y ORDEN_AUREA_CG5


PUERTO RICO.- Aurea Váquez Rijos, acusada por el asesinato de su esposo, el canadiense Adam Anhang -ocurrido en 2005-, pasó su primera noche en una institución penal del gobierno estadounidense -Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés)- tras ser extraditada desde España y luego de acudir a la vista inicial en el Tribunal Federal en donde el magistrado Bruce McGiverin le informó que se expone a cadena perpetua.

La acusada entro a sala sonriendo, se sentó, e inmediatamente comenzó a rezar, hasta que fue interrumpida por el abogado Allan Rivera, quien posteriormente dijo a la prensa que está en negociaciones con Vázquez Rijo para asumir se representación legal.

EL VOCERO informó en primicia que Vázquez Rijos había sido extraditada la noche del miércoles desde el país europeo.

Fuertemente escoltada y esposada de pies y manos, la acusada escuchó muy atenta los cargos por conspiración para utilizar una facilidad del comercio interestatal (celular) para la comisión de asesinato por encargo, uso de una facilidad interestatal (vehículo) para la comisión de asesinato por encargo y otros dos cargos por uso de una facilidad interestatal para la comisión de asesinato por encargo.

McGiverin pautó para el 8 de octubre la vista de lectura formal de cargos y la vista de fianza. El magistrado ordenó su ingreso en MDC.

La madre de Aurea, Carmen Rijos, compareció a la vista. El exsocio de Anhang, el empresario Roberto Cacho, acudió a la audiencia. La madre de Aurea y Cacho coincidieron en el último banco de la sala de McGiverin. Esta le comentó que su hija lo quería mucho. Cacho le respondió “no creo”.

En la sala también se encontraban los fiscales federales José Ruiz, director de la División Criminal; Jacqueline Novas y Jennifer Hernández. El director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Carlos Cases se mantuvo frente a la puerta de la sala.

Vázquez Rijos arribó a la Isla poco después del mediodía. La acusada fue traída en un vuelo del FBI. Esta viajó junto a su pequeña hija. La madre de la acusada declinó responder a preguntas de la prensa sobre si iba a solicitar la custodia de su nieta.

Se limitó a decir que visitaba a su hija a España cada tres meses.

El Departamento de la Familia iba a disponer sobre la custodia de la infante. Originalmente, Aurea fue acusada por un Gran Jurado el 4 de junio de 2008 por asesinato por contrato. El 29 de julio del 2013 fue acusada en un pliego acusatorio enmendado en el que figuran sus hermanos Marcia y Charbel.

Vázquez Rijos fue detenida en el aeropuerto de Barajas en Madrid, España, el 30 de junio en 2013 en momentos en que trabajaba en la industria turística. Desde ese entonces, las autoridades estadounidenses comenzaron el proceso de extradición. El mismo se retrasó debido a que estando en prisión quedó embarazada.

Previo a ser detenida en España, Aurea residía en Italia desde el 2008 en donde vivía con sus hijas.
Marcia y su novio José Ferrer Sosa, también fueron arrestados el 30 de junio del 2013, pero en Puerto Rico.

Estos permanecieron detenidos desde esa fecha hasta el pasado mes de marzo sin que se le celebrara el juicio en su contra. Contra Marcia y Ferrer Sosa pesan cargos por conspiración para cometer asesinato por encargo. El dúo
permanece bajo detención domiciliaria utilizando grillete. A éstos se les impuso una fianza de $150 mil.

Mientras, Charbel fue acusado en un pliego acusatorio aparte por presuntamente negar al Gran Jurado que conocía al asesino confeso Alex Pabón Colón.






Share this:

Disqus Comments