Los jóvenes de hoy y su rendimiento académico

Los jóvenes de hoy y su rendimiento académico

Por: Licda. Elena Mercedes Ovalles García

Licda. Elena Mercedes Ovalles García
¿Cómo repercute en el rendimiento académico la forma de vida de los jóvenes de hoy?

Empecemos diciendo que la familia es la base principal donde se forman los valores fundamentales de los niños.

¿Qué está pasando con los jóvenes, que exhiben un tímido rendimiento escolar?

Hoy en día, los jóvenes se forman a través de una sociedad que carece tanto de valores morales como espirituales, los padres por darles a sus hijos mejores condiciones de vida salen a trabajar dejando los niños al cuidado de una persona a veces, familia, servicio, amistades y con quienes se ha convertido en su amigos número uno: las redes sociales; donde se van familiarizando con personas de toda índole y es donde empiezan los “dolores de cabeza” para los padres, es donde se van organizando o formando pandillas, grupos para salir a la disco o fumar la dichosa JUCA, los jovencitos a delinquir, las jovencitas a prostituirse, vendiendo su cuerpo por celulares, pasolas y a veces por solo placer. La presión social las obliga a caer en el uso de estupefacientes y por la necesidad que le ocasiona el vicio sin sustento económico los lleva a ser pequeños traficantes de drogas sin importar como puedan terminar sus vidas.

Hoy podemos ver en las aulas a jóvenes que están en cualquier cosa menos en busca de conocimientos; no se preocupan por obtener un buen rendimiento académico, piensa que los profesores son los que tienen que colocar una nota sin haber hecho el más mínimo esfuerzo, ellos están en las aulas pero ausentes, pensando en otras cosas.

Las jovencitas caen en embarazos no deseados, abortos fuera de su hogar, desacreditad, en unión libre con otro joven con los mismos problemas y con una edad no prudente para formar una familia.

 Los padres se ven precisados a sacar a sus hijos a la calle, por los problemas que estos les ocasionan.

En el nivel medio nos encontramos con jóvenes que en su gran mayoría, ya no vienen con sus padres, tienen que trabajar para sustentarse y los que vienen con sus padres, en algunos casos, llegan cansados, con sueños y sin el mejor deseo de superarse.

Los celulares son sus más fieles compañeros, el poco tiempo que los padres les dedican a sus hijos, a su familia es el factor principal que ocasionan estos problemas a la clase juvenil.


Cuando se empieza a criar o formar a los hijos en Valores Cristianos y Morales y se trata de dedicarle tiempo, amor y dedicación a nuestras familias podemos contar con jóvenes fuertes para no caer en tentaciones de los vicios y ninguna presión social los obligará a hacer nada incorrecto, así podremos contar con mejores estudiantes y una sociedad más digna, enarbolando el valor de la responsabilidad en sus estudios.  

Share this:

Disqus Comments