Y seguimos en Chercha

Y seguimos en Chercha


Por: Gilberto Mateo

       En el país ocurren múltiples acontecimientos que son como para que nos revisáramos de pies a cabeza, a pesar de todo lo que pueda ocurrir al parecer la población está contagiada y le da mayor prioridad a la CHERCHA que a los temas que son de importancia y que la sociedad en conjunto tienen que analizar cuidadosamente para ver de qué manera le buscamos soluciones a estos problemas que son muy peligrosos para el presente y el futuro.
Da mucha pena ver cómo le rendimos pleitesía a metidas de pata que cometen autoridades, delincuentes, vagos y charlatanes de este país, sin embargo, los temas tan preocupantes como la delincuencia, pobreza y falta de oportunidades siguen su curso y ni cuenta se dan muchos de los que se mudaron para el nuevo mundo de la bonanza y abundancia absoluta.
Mientras en nuestras calles no se sabe quién es que pone el orden y comete el desorden, quien te protege o quien te atraca y si pones resistencia te quita lo más sagrado que es la vida, ocurre todo esto, estamos dándole seguimiento al “Querido de Puerto Plata y su segunda bese”, que es un baboso que fue Diputado y que es un funcionario del gobierno de turno. Que sin lugar a dudas, “el Querido” no es nada menos que parte de esa parte de la descomposición social que en las últimas décadas nos persigue en la República Dominicana; es muy lamentable que estemos en este tipo de cosas sin fundamentos y que nos acerca cada día más hacia un precipicio social funesto y de consecuencias fatales.
Es penoso ver como no le hacemos caso a situaciones que ya se han tornado insoportables para nuestros ciudadanos y que se profundizan al compás del paso de los tiempos y no vemos una reacción por el momento, solo de manera superficial se hacen algunos allantes que se quedan ahí y que lamentablemente en muchas ocasiones encuentran complicidad en nosotros mismos como periodistas que lo vemos como algo normal.
No será posible alcanzar un rumbo distinto si no nos empoderamos y exigimos que se implementen las medidas que ameritan un cambio para el bien de esta sociedad. Pienso que es tiempo de una reacción.
Es penoso ver cómo nos pasamos el tiempo mirando y criticando quien tiene más fortuna que quien, como la consiguió cada quien y así por el estilo, si no despertamos nos cogerá lo tarde y quien tarde llega es el último de la fila.
Gracias por leerme!!

Fuente: lascalientesdelsur.net

Share this:

Disqus Comments