Comisión Nacional de Emergencias junto a comercializadores de GLP adoptarán medidas de seguridad

Comisión Nacional de Emergencias junto a comercializadores de GLP adoptarán medidas de seguridad

SANTO DOMINGO. El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias y director Ejecutivo de la Defensa Civil, Rafael Emilio De Luna Pichirilo, se reunió este viernes con los representantes de las principales entidades involucradas en la distribución y venta de Gas Licuado de Petróleo (GLP) con la finalidad de adoptar medidas de seguridad junto a este sector de “manera inmediata”, para disminuir la amenaza que representan las estaciones que están instaladas cercanas a poblaciones.El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias y director Ejecutivo de la Defensa Civil Mayor General Rafael Emilio De Luna Pichirilo, conversa con comercializadores
“Entre las primeras acciones que se tomarán, está el levantamiento de las estaciones de dispendio de GLP que estén cercanas a zonas residenciales. También se debe constatar si estas estaciones poseen todo el equipo que establezca la seguridad de sus operaciones”, aseguró De Luna Pichirilo.
De su lado, el director de Asociación Nacional de Importadores, Distribuidores y Trasportistas de GLP (A-GAS), Guillermo Cochón y la presidenta de la Asociación Nacional de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo (Asonadigas), Rayza Rodríguez, dijeron sentirse preocupados por las tres explosiones registradas en los últimos días, y aseguraron que adoptarán medidas tendentes a garantizar mayores niveles de seguridad dentro y en las inmediaciones de las mismas.
Consideraron que mientras se trabaje en la reformulación del reglamento, hay que ponerle reglas claras a los usuarios del servicio. “Eso debe ser regulado” enfatizaron.
De Luna Pichirilo aseguró que se trabaja de manera permanente para lograr la modificación del Reglamento No. 2119 sobre Regulación y Uso de Gases Licuados de Petróleos (GLP), que data de 1972.
El director del organismo de protección civil insistió en que “la amenaza está presente, es una amenaza real y el reglamento que tenemos en la República Dominicana no está adecuado con relación a las medidas mínimas de seguridad

Share this:

Disqus Comments