Elecciones 2016: ¿Dinero clientelista, abstención y violencia?

Elecciones 2016: ¿Dinero clientelista, abstención y violencia?

Las elecciones del 15 de Mayo de 2016 se caracterizaron por tres palabras claves: dinero clientelista, abstención y violencia. Pero ¿Solamente por dinero clientelista y abstención ganó el PLD?
Dinero clientelista
La compra de votos a 500, 700 y 1,000 pesos, la compra de cédulas para producir mayor abstención y la abstención en sí misma, fue lo que marcó el día de las votaciones.
Estas elecciones mostraron un incremento considerable del clientelismo político. Ya no es un asunto de sectores marginalizados. Los electores cada vez más están votando si le dan su dinerito.
Según el Barómetro de las Américas 2014, 37% de los dominicanos ha recibido una oferta clientelar. La República Dominicana tiene el primer lugar de los países más clientelistas. Belice y México quedan en segundo y tercer lugar.
El dinero no lo es todo, pero sin dinero para el financiamiento de la campaña y sin acceso a los medios de comunicación es prácticamente imposible competir en este sistema político clientelar.
Abstención
La abstención puede ser pasiva o activa. Por eso es muy difícil determinar por qué la gente se abstuvo en un proceso electoral.
Hay una parte de los electores que ejerce la abstención pasiva porque simplemente le importa un bledo votar o no, le es indiferente a la política. Existe otra parte de los electores que asumen la abstención activa porque rechaza la legitimidad del sistema político, simplemente no está de acuerdo con las reglas de juego y por eso no vota.
Es importante entender que la abstención se produce por varias causas. Los electores se abstienen por: rechazo a los particos políticos y sus candidaturas, por la desvinculación de los partidos en temas de la vida cotidiana, la falta de renovación de la clase política, la desconfianza en los políticos porque no cumplen sus promesas, o simplemente por indiferencia y apatía.
El boletín 9 de la Junta Central Electoral Junta Central Electoral (JCE) muestra una abstención de un 35% a nivel presidencial. Esta es una señal  preocupante porque refleja un rechazo o indiferencia a los partidos políticos y a sus candidaturas. Recordemos que en las elecciones del 2012 la abstención presidencial fue de apenas un 29.77% y en 2008 fue de 29%.
Violencia
La violencia post electoral es otro aspecto a destacar en estas elecciones. Los hechos de violencia producidos en Moca, San Pedro de Macorís, La Romana, Santo Domingo Este, Santo Domingo Oeste (Pedro Brand), Santo Domingo Norte, La Altagracia, Nagua, Mao y Navarrete, es la muestra palpable de la crisis post electoral que se ha producido en el país. Según el Informe de la OEA hay 6 muertos productos de estos lamentables hechos.
Por la falta de transparencia electoral es que se ha producido esta violencia. No podemos culpar a quienes reclaman el conteo voto a voto. Si no hubo transparencia en el conteo es normal que se originen protestas.
La falla de los scanner también produjo esta violencia y desconfianza. Los simulacros que realizó la JCE mostraban muchas debilidades de los scanner, sin hablar de la falta de capacitación a los técnicos, de los cuales 3,000 renunciaron.
¿Solamente por dinero clientelista y abstención ganó el PLD?
No. El clientelismo político y la abstención ayudó mucho al PLD a ganar las elecciones a nivel presidencial, congresual y municipal, pero no solamente por eso ganó el PLD.
Hay tres factores que ayudaron al presidente Medina y al PLD ganar las elecciones. Primero: La comunicación política efectiva que realizaron en su campaña. Segundo: El financiamiento público y privado que les favorece como partido mayoritario. Tercero: El acceso a los medios de comunicación por el dinero que tienen. Precisamente sobre el financiamiento y el acceso a los medios de comunicación se pronunció el Informe de la OEA diciendo que no hubo equidad electoral.
Finalmente, es importante destacar que las encuestas de mayor credibilidad, Greenberg-DL, Penn-SIN y Gallup-Hoy, daban a Danilo Medina ganador con más de un 60% y a Luis Abinader con un 35%. De los partidos minoritarios solamente Guillermo Moreno se proyectaba con un 2%. Y así fue. No hubo segunda vuelta.
Recomendaciones
  • Urge una Ley de Partidos Políticos y una nueva Ley Electoral que regule los siguientes aspectos: el financiamiento público y privado, el acceso a los medios de comunicación, equidad de género, juventud y población LGBT, y que obligue a los partidos a destinar una parte importante del presupuesto en escuelas de educación política.
  • Ley que separe el arrastre del Senador/a por parte del Diputado/a.
  • Una nueva Junta Central Electoral que genere confianza en su presidente a nivel electoral.

Share this:

Disqus Comments