DECLARAMOS NO GRATO A LUIS ALMAGRO, EN REPUBLICA DOMINICANA POR SU ACTITUD GROSETA E INJERENCISTA CONTRA EL PUEBLO DE BOLIVAR, LA PATRIA DE CHAVEZ Y EL DE HOGAR DE ACOGIDA A JUAN PABLO DUARTE

DECLARAMOS NO GRATO A LUIS ALMAGRO, EN REPUBLICA DOMINICANA POR SU ACTITUD GROSETA E INJERENCISTA CONTRA EL PUEBLO DE BOLIVAR, LA PATRIA DE CHAVEZ Y EL DE HOGAR DE ACOGIDA A JUAN PABLO DUARTE

DECLARAMOS NO GRATO A LUIS ALMAGRO, EN REPUBLICA DOMINICANA POR SU ACTITUD GROSETA E INJERENCISTA CONTRA EL PUEBLO DE BOLIVAR, LA PATRIA DE CHAVEZ Y EL DE HOGAR DE ACOGIDA A JUAN PABLO DUARTE
                                          Yo creo que hay dos conceptos de la libertad diferentes. Ustedes (Estados Unidos)                                                                                                creen que la libertad puede existir con un sistema de clases,                                                                                                y nosotros creemos en un sistema en el que todos son iguales,                                                                             no hay millonarios   ni multimillonarios, no hay desempleados (…)          Nosotros creemos que sin igualdad no hay libertad porque                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 hay que hablar de la libertad del mendigo,   de la prostituta                                                                                                                                                                                                                                                  del explotado,  el discriminado, el analfabeto.
Fidel Castro, 1975
Para el Pueblo Dominicano y casi toda Latinoamérica, la Organización de Estados Americanos (OEA) es un Lúgubre instrumento que legitimó durante décadas las peores atrocidades contra la democracia, la institucionalidad,  la soberanía y  la violencia del Poder contra los pueblos de nuestra América.
Desde su creación (1948) ha justificado  y coparticipado de casi todas las intervenciones militares y golpes promovidos generalmente por los EEUU y se ha colocado de espaldas, para ni siquiera enterarse, de graves atentados a los derechos y la soberanía de los pueblos, como los acaecidos en Guatemala contra  Jacobo Arbenz  en 1954,  el bloqueo incesante a Cuba y la invasión de Bahía Cochinos en 1961, la ocupación de Guantánamo convertida en centro mundial de torturas, del  genocidio de centenares de miles de pobladores en  Guatemala, Nicaragua, Honduras, Grenada, Venezuela, Panamá, El Salvador. De las desapariciones del Plan Cóndor en América del Sur: Argentina, Chile, Brasil, etc. Del sostenimiento de la dictadura de Duvalier en Haití con su secuela interminable de asesinatos y torturas. Tampoco prestó atención  al tirano Alfredo Stroessner de Paraguay, ….., ni al sátrapa Trujillo ni a la invasión a dominicana en 1965; a  la vez que tampoco supo nada de La Escuela de Las Américas, centro de entrenamiento terrorista de los EEUU, ni de las franquicias para  asesinar y secuestrar opositores de que gozan los  gringos en cualquier país de América y del mundo.
No tiene legitimidad, ni autoridad quien así ha actuado,  para intentar recurrir ilegalmente a la aplicación de  la llamada Carta Democrática Interamericana de la OEA en su artículo 20 que expresa lo siguiente:  “En caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente.
Cuanto tardaron en el intento de subir al escenario de la democracia y los derechos civiles y políticos, cuando se mantuvieron impávidos, sentados como si nada ocurriese, sobre  montañas de asesinados, torturados, violados, desterrados, fusilados y desaparecidos. Cuando apañaron tantas violaciones al principio de la Soberanía y la autodeterminación de los Pueblos y Naciones.
Si se tratara de apoyar el orden democrático ante cualquier alteración, la OEA debió dar pleno respaldo al Presidente Nicolás Maduro Moros ante la ininterrumpida campaña interna y externa de socavamiento y subversión al orden institucional y ampliamente democrático de Venezuela por parte de una oposición francamente promotora de estas acciones criminales.
El Sr. Almagro, lejos de actuar como un pacificador o mediador, toma partido con los sectores reaccionarios y conspiradores que en Venezuela sabotean cotidianamente la paz, el trabajo y el orden con actos de provocación abiertamente desaprensivas, las que en cualquier otro país de América y hasta en los propios Estados Unidos hubiera tenido como resultado, miles de asesinados, heridos y encarcelados.
De qué preocupación democratizadora puede hacer gala ni merecer respeto el Sr. L:uis Almagro en su condición de Secretario General de la OEA’ organismo que  a pesar de que su cara luce algo más aseada por la presencia de varios Estados democráticos y las voces que a su interior se alzan en desacuerdo con muchos de los desaciertos pretextados. Faltan muchos años y procesos compensatorios y de expresa solicitud de perdón para que ese espantajo llamado OEA, en base a actuaciones radicalmente contrarias a las promovidas, pueda cobrar alguna fuerza y autoridad moral para tratar el tema de la democracia, en especial, reconociendo los países en que mayores esfuerzos de ejercerla han hecho.
Recordamos a la OEA en su penosa actuación frente al derrocamiento en nuestro país de Juan Bosch en 1963, de Salvador Allende en Chile, de Fernando Lugo en Paraguay y Manuel Zelaya en Honduras. Hechos, no palabras.
También invocó el susodicho Secretario General de la OEA  el art. 18 de la mentada carta, pero su texto desmiente el despropósito de usarlo, leámoslo: 
Artículo 118
En el cumplimiento de sus deberes, el Secretario General y el personal de la Secretaría no solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún Gobierno ni de ninguna autoridad ajena a la Organización, y se abstendrán de actuar en forma alguna que sea incompatible con su condición de funcionarios internacionales responsables únicamente ante la Organización.
Esa no ha sido la actitud de Luis Almagro, quien se comporta como un guarimbero más, atizando a la oposición venezolana más irracional y vinculada al robo, el contrabando, los paramilitares colombianos, los asesinatos selectivos y los sabotajes permanentes a la infraestructura del Estado y la paz de la sociedad venezolana.  
Los pueblos y Estados no podemos dormir en esta hora en que se ciernen oscuros planes  contra  las conquistas democráticas y reivindicaciones justicieras en nuestra América.
Es así, que en el día 8 de junio, en  la reunión que a continuación detallamos abajo, se leen las resoluciones votadas con respecto a la actitud de Almagro y un grupo de países latinoamericanos, de USA  y Europa.
Dice así:
Los Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) en ocasión de la V Reunión Extraordinaria del Consejo Político del ALBA-TCP, celebrado en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, el 08 de junio de 2016:
Manifestamos que:
1. Exigimos respeto absoluto a la soberanía de Venezuela, enfatizando los principios de no injerencia, autodeterminación y el derecho a ejercer el sistema constitucional, político, económico y social que su pueblo se ha dado.
2. Respaldamos al Gobierno Constitucional del Presidente Nicolás Maduro Moros en su persistencia por preservar la paz y garantizar la institucionalidad democrática en su país.
3. Apoyamos la iniciativa de diálogo nacional propuesta por el Presidente Nicolás Maduro, con el auspicio de UNASUR, y la participación de los ex-Presidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de República Dominicana, y Martín Torrijos de Panamá, a solicitud del Gobierno de la República Bolivariana de
4. Rechazamos la conducta del Sr. Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos, quien actuando en contra de la Carta de la OEA, la cual le exige independencia, imparcialidad y transparencia, ha asumido un rol intervencionista en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela, creando potencialmente inestabilidad en dicho país y motivando a factores de la oposición venezolana a asumir posiciones antidemocráticas y violentas.
5. Instamos a los países con representación en la OEA a velar por que el Secretario General de esa Organización se ajuste, en el desempeño de sus funciones, a las Normas Generales de Funcionamiento de la Secretaría General según lo establece el Artículo 113 de su Carta, y por tanto a hacer un llamado al Secretario General a respetar de manera estricta el Artículo 137 de las citadas normas.
6. Repudiamos la injerencista resolución del 8 de junio de 2016 del Parlamento Europeo contra Venezuela, y su irrespeto a las instituciones y al Estado de Derecho.
7. Nos mantendremos alertas a cualquier iniciativa que amenace la estabilidad constitucional de la hermana República Bolivariana de Venezuela para actuar en consecuencia, en defensa de la paz y la tranquilidad en nuestra región.
Fuerza de la Revolución es consciente de que atacando e intentando derrotar a  Venezuela se pretende deshacer lo que en estas dos últimas décadas se ha logrado avanzar en Latinoamérica, y que no importa a qué se pueda comprometer tan descarado enemigo, la sobrevivencia y desarrollo de los cambios que benefician a nuestros pueblos descansa FUNDAMENTALMENTE en las fuerzas revolucionarias y las masas organizadas, movilizadas y en disposición de combate.
Otra actitud, sería una analfabeta demostración de desconocimiento de las formas como se confrontan las clases y de la voracidad de un adversario político gerenteado por los Estados Unidos de Norteamérica.
Fuera Almagro, no al injerencismo disfrazado de OEA; los cambios se defienden con la movilización de los pueblos.

FUERA DE ESTA PATRIA EL SR. LUIS ALMAGRO EN SU CONDICION DE SECRETARIO GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA).
OEA: JAJAJA, QUE RISA ME DA ¡!



COMISION POLITICA                                                                                  FUERZA DE LA REVOLUCION                                                                              REP. DOMINICANA, JUNIO 2016


Share this:

Disqus Comments